Lectura: 6 minutos

Los materiales de construcción sostenibles y el papel del aluminio

materias primas ecológicas y aluminio

En las últimas décadas, los niveles de contaminación en el aire se han incrementado a niveles que demuestran que pueden llegar a ser un riesgo para la salud causando diferentes enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como cáncer. 

Según estimaciones realizadas por la OMS en el 2016, la contaminación atmosférica, tanto para los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo, provoca cada año 4,2 millones de muertes prematuras, donde el 58% de estas muertes relacionadas con la contaminación del aire se deben a cardiopatías isquémicas y accidentes cerebrovasculares, el 18% de estas muertes se deben a enfermedades pulmonares obstructivas crónicas e infecciones respiratorias agudas, y el 6% se debieron a cáncer de pulmón. 

Los niveles de contaminación alcanzados no solo afectan nuestra vida ahora, puede afectar también la vida de las generaciones futuras, por lo que gobiernos de todo el mundo han puesto en marcha nuevas iniciativas para paliar el problema del medio ambiente, implementando nuevas estrategias y procedimientos para minimizar el impacto medioambiental de las actividades y formas de producción humanas.

Se estima que la construcción de edificios es responsable entre el 40% y 50% de las emisiones de CO2 emitidas a la atmósfera, así como del 40% del consumo energético anual, apostar por la construcción sostenible es más que una recomendación. 

Nueva llamada a la acción

Lo que hoy conocemos como arquitectura sostenible nació en la década de los 60, con el mismo propósito que se tiene hoy en día, conseguirlo depende del uso de técnicas y materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente. Ante este escenario, contamos con un amplio catálogo de materiales de construcción sostenibles capaces de generar el menor impacto posible por los que la construcción debe empezar a decantarse en sus proyectos, especialmente uno de ellos: el aluminio.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los materiales de construcción sostenible y el papel que juega el aluminio como uno de ellos.

¿Qué son los materiales de construcción sostenibles?

No son ni más ni menos que aquellos materiales que sean duraderos, que puedan reciclarse, reutilizarse o recuperarse y, además, necesitan un escaso mantenimiento. Existen algunas pautas que podemos seguir para la selección de materiales de construcción sostenibles como: 

  • Que consuman poca energía durante su instalación y ciclo de vida. 
  • Que no sean contaminantes, contengan olores y provengan de una justa producción. 
  • Que procedan de un entorno cercano , ya que durante el traslado de largas distancias tendría un alto consumo de energía. 
  • Que provengan de fuentes renovables y posean un porcentaje de material reciclado. 
  • Que no contengan Clorofluorocarburos (CFC), principalmente los encontramos en materiales de aislamiento térmico. 

Para muchos de nosotros, este puede ser un tema completamente nuevo, por lo que queremos recalcar las ventajas que tiene la construcción con materiales sostenibles sobre la construcción tradicional: 

  • Como lo hemos mencionado anteriormente, y lo consideramos el aspecto más importante a tener en cuenta, la salud. 
  • La eficiencia energética, con el uso de materiales sostenibles y un diseño exclusivo para cada proyecto teniendo en cuenta la ubicación e integración de topografía, entre otros, podemos reducir el consumo en un 80 y 90% en comparación a la construcción tradicional. 
  • Y lo indudablemente obvio, la protección del medio ambiente. 

Ahora que entendemos este concepto un poco más en profundidad, comencemos por lo básico… ¿Conoces algún material de construcción sostenible? estamos seguros que has escuchado o visto alguno de ellos.

Principales materiales de construcción sostenibles

  • Madera: uno de los materiales más utilizados a lo largo de la historia, debido a que durante su ciclo de vida es capaz de eliminar un gran cantidad de CO2, te permite ahorrar entre un 50-60% en calefacción y aire acondicionado, y su construcción puede llegar a ser hasta un 30% más barata y rápida que opciones convencionales como el ladrillo u hormigón. 

También existen productos derivados de la madera utilizados para aislamientos como los tableros OSB o los paneles de fibra, sin embargo, es necesario verificar que la madera utilizada venga de una tala responsable. 

  • Piedra: cuenta con un gran uso en proyectos de construcción, ya que puede servir tanto para fachadas, como cimentación, enchape de paredes o incluso para diseño de mobiliario. Muy popular por ser durable, reciclable y de fácil mantenimiento. Además cuenta con un sinfín de modelos y diseños entre los que podemos escoger. 
  • Barro cocido: su más grande ventaja tiene que ver con su naturaleza altamente reciclable, no solo del propio material, si no de los residuos generados en su elaboración ya que pueden incorporarse de nuevo al circuito de fabricación. Debido a que es un material inerte y muy estable tiene multitud de aplicaciones, principalmente es utilizado en la construcción de muros, fachadas y tejas. 
  • Corcho aglomerado: un producto natural que cuenta con propiedades muy buenas en aislación térmica y acústica, puede ser extraído sin la tala del árbol y vuelve a crearse con el tiempo de forma natural, lo que hace que sea un material altamente sostenible. 
  • Celulosa: fabricado a partir de papel desechado, es tratado con sales de boráx lo que le da propiedad ignífugas, insecticidas y anti fúngicas. Su comportamiento es muy parecido al de la madera, por lo que es perfecto para equilibrar las temperaturas en el interior de las viviendas, además de ser un perfecto aislante acústico. 
  • Polipropileno, polibutileno y polietileno: una excelente alternativa plástica para los sistemas de calefacción, conductos de agua y drenajes, en comparación con los tubos de PVC que durante su producción incorporan elementos biocidas que desprenden partículas nocivas para la salud, esta alternativa plástica más respetuosa para el medio ambiente no contienen cloro, son químicamente inertes, esterilizables y reciclables. 
  • Tejas sintéticas: uno de los mayores retos que enfrentamos desde hace años es el reciclaje de los plásticos, una tarea que además de combatir el cambio climático, es capaz de salvaguardar la salud de los océanos. En esta línea las tejas sintéticas son una excelente opción. Están fabricadas a partir de piedra caliza y plástico reciclado, lo que las has hace una opción más económica y sostenible que las tradicionales, hoy en día contamos con una multitud de colores y modelos de estas, otra de sus características más importantes es que aíslan a la perfección y que concluida su vida útil, más de medio siglo, son nuevamente reciclables. 

Y por último, contamos con un material que está presente en nuestro entorno cada día, lo podemos encontrar en la fachada de grandes edificios hasta en utensilios en nuestra cocina, y este es: el aluminio, el elemento metálico natural más abundante en la tierra.

Nueva llamada a la acción

El aluminio: el favorito de los materiales de construcción sostenibles

Si hay una característica que hace sobresalir al aluminio además de su resistencia, durabilidad y flexibilidad, es que hablamos de un elemento respetuoso con el medio ambiente ya que es infinitamente reciclable, el 70% del aluminio extraído por la humanidad sigue estando en uso hoy en día y puede seguir haciéndolo eternamente, por esta razón, es el más óptimo y rentable de los materiales de construcción sostenibles. 

También posee otras cualidades muy buscadas:

  • No emite polvo, vapor o partículas, por lo que podemos decir que no es tóxico.
  • En el caso de un incendio, no desprende gases ni vapores inflamables, durando incluso mucho más que la madera. No es inflamable
  • Debido a su sostenibilidad y resistencia, solo basta con agua y un detergente neutro para limpiarlo. Fácil mantenimiento

Sin mencionar que su flexibilidad, permite que este tenga infinitos de diseños y posibilidades constructivas en todos los sectores.

Te contamos los principales usos del aluminio:

  • Carrocerías de automóviles 
  • Alas de avión 
  • Envases para medicamentos
  • Utensilios de cocina 
  • Cables eléctricos

Estos son algunos de los usos y aplicaciones más comunes del aluminio, sin embargo, su versatilidad permite crear multitud de perfiles y paneles, lo que le permiten cumplir con los requisitos de cualquier proyecto de construcción.

 

Ejemplos del uso del aluminio como material de construcción 

Y es que no todos sus usos quedan ahí, su maleabilidad y el aislamiento térmico y acústico ha vuelto del aluminio el material idóneo para diversos usos en construcción como: 

  • Barandas de aluminio
  • Cerramientos de aluminio
  • Fachadas de aluminio
  • Fachadas ligeras o muros cortinas 
  • Pérgolas de aluminio 
  • Ventanas y puertas de aluminio 
  • Escaleras de aluminio 
  • Perfiles de aluminio para la colocación de drywall o similares. 
  • Marcos de aluminio
  • Rejas de aluminio 
  • Techos de aluminio

Como podemos ver, el aluminio nos ofrece infinidad de diseños, lo que ha traído como resultado que las estructuras de aluminio para la construcción sostenible estén cada vez más presentes en nuestro día a día, declarando ser el material del futuro.

El uso del aluminio es una apuesta segura para conseguir la sostenibilidad y eficiencia energética en la construcción, apostar por una elección de materiales consciente para no seguir contribuyendo a aumentar la huella de carbono está en nuestras manos. 

Además, la industria de la construcción tiene que enfrentarse cada día a nuevas normativas y regulaciones que pretenden minimizar la contaminación del sector y que apuestan por un modelo de industria sostenible. 

Apostar por formas de producción “verde” y  materiales de construcción sostenibles, como lo es el aluminio, determinará el éxito y la perdurabilidad de las empresas industriales en el mercado. 

¡No te quedes atrás! Súmate a la construcción del futuro.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad, puedes encontrar más contenido interesante en nuestro blog. 

 

Escrito por:   IES

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

 

¿Necesitas ayuda personalizada?

icon-banner-ayuda-personalizada-llamar-hover icon-banner-ayuda-personalizada-llamar

Llámenos

 

icon-banner-ayuda-personalizada-reunion-consultor-hover icon-banner-ayuda-personalizada-reunion-consultor

Programe una reunión con un consultor

 

icon-banner-ayuda-personalizada-contactar-hover icon-banner-ayuda-personalizada-contactar

Escríbanos

 

© 2021 IES | All Rights Reserved