Lectura: 4 minutos

5 razones para apostar por el aluminio reciclado en tu proyecto de construcción

reciclaje de aluminio

El aluminio siempre se ha considerado uno de los metales más apreciados por la sociedad desde hace años, ya en el siglo XIX tenía tanta importancia como el oro o la plata. Esta notoriedad ha perdurado hasta nuestros días. ¿Por qué se le otorga esa importancia? El aluminio es uno de los materiales más versátiles, resistentes y con potencial reciclable del planeta, lo que lo hace perfecto para ser usado en la construcción sostenible.

Nueva llamada a la acción

De la misma manera, alrededor de un 8% de la corteza de la tierra está compuesta de aluminio, lo que lo hace el material más abundante del planeta. Sin embargo, es un dato que pasa desapercibido puesto que no se encuentra de manera natural, sino que se encuentra en su mayoría combinado con oxígeno formando feldespatos, micas y arcilla.

Otra de sus grandes características es su facilidad de reciclaje. La mayoría de la producción de aluminio se invierte en la producción de latas de bebidas. Se estima que el 50% de ellas se reciclan y solo es necesario un 5% de energía para poder volver a reciclarlas. Esto supone un procedimiento de bajo impacto para el medioambiente, algo muy valorado en los tiempos de crisis medioambiental que vivimos.

Como decíamos, otra industria en la que la presencia del aluminio es fundamental, es la construcción. En los últimos años, la construcción verde ha cobrado relevancia en el sector, así como la sustitución de materiales tradicionales por materiales de construcción sostenibles.

En estos últimos años el aluminio sostenible detenta el epicentro de la iniciativa. Pero, ¿por qué el aluminio es tan importante? Sus cuantiosas propiedades demuestran que es uno de los materiales sostenibles más versátiles, seguros y duros para la construcción, y este material demuestra no perder cualidades tras ser reciclado.

¿Quieres conocer más acerca del aluminio reciclado? No te pierdas nada, te lo contamos todo a continuación.

¿Cuál es la diferencia entre aluminio nuevo y aluminio reciclado?

Existen varios métodos para obtener aluminio, pero antes se debe diferenciar qué tipo de aluminio se obtiene.

Aluminio nuevo o primitivo

El aluminio nuevo o primitivo se obtiene de la bauxita, una roca sedimentaria que concentra un alto contenido de aluminio, a través de los siguientes procesos:

  • Proceso Bayer: obtención de aluminio a través de un proceso químico basado en la disolución de la bauxita en hidróxido de sodio.
  • Proceso Hall-Héroult: obtención del aluminio a través de electrólisis.

Este tipo de producciones pueden producir cierto nivel de emisiones de CO2, puesto que, para que los hornos puedan descomponer el óxido de aluminio necesitan alcanzar los 1000 grados centígrados.

Aluminio reciclado

Por otro lado, este tipo de aluminio se basa en el triaje de refundición, la calidad del aluminio obtenido apenas muestra diferencias y sólamente produce un 5% de emisiones a diferencia del anterior.

Algunas industrias ya han empezado a apostar por el aluminio reciclado porque de esta forma, no solo apoyan al medio ambiente reduciendo la emisiones de CO2, también apuestan por la calidad ya que las propiedades del aluminio se mantienen intactas durante su proceso de reciclaje.

Proceso de reciclaje de aluminio

El proceso del reciclaje de aluminio es más extenso de lo que se cree, pero no excesivamente complejo. La cadena de acciones es la siguiente:

  • Depósito de todo el aluminio que se pueda obtener en sus respectivos contenedores de reciclaje. Puede parecer un paso obvio pero, si no se hace uso de sus contenedores específicos, las fábricas que trabajan con este metal no disponen de él para comenzar el proceso.
  • Procesamiento del aluminio, separándolo de la contaminación de otros envases o metales.
  • Separación y distinción de tipos de aluminio. Ya sabemos que hay diferentes tipos de aleaciones de aluminio y cada sector necesita una tipología determinada para la elaboración de sus productos.
  • Limpieza de las impurezas.
  • Fundición del aluminio a altas temperaturas.
  • Almacenamiento del aluminio. Normalmente se almacenan en forma de lingotes.
  • Pasa al proceso de extrusión de aluminio para transformar el material y dar una nueva vida.

El proceso de reciclaje de aluminio puede sufrir variaciones, pero, este es el sistema más generalizado.

5 Razones para apostar por aluminio reciclado

El aluminio es tendencia en todos los sectores, pero especialmente en el sector de la construcción, se presenta como el material del futuro para las edificaciones inteligentes, sostenibles y con mayor eficiencia energética.

Como ya ves, el aluminio reciclado aporta muchas ventajas, pero, déjanos darte 5 razones para apostar por él en tu proyecto de construcción.

  1. El proceso de producción tiene unos costes menores en comparación con el proceso de fabricación del aluminio nuevo. Esto se debe a la simplificación del proceso de producción.
  2. Durante el proceso de fabricación del aluminio reciclado, se forman desechos conocidos coloquialmente como escoria. Estos desechos se pueden volver a reciclar utilizándolos en la fabricación de asfalto o cemento, manteniendo así la circularidad de su uso.
  3. El aluminio reciclado ahorra aproximadamente un 95% de la energía frente a la necesaria para el aluminio nuevo. Eso supone el cumplimento de buenas prácticas con el medio ambiente y el ahorro de energía y costes de producción.
  4. Su infinita capacidad de reciclaje no impide mantener sus propiedades originales. Presenta la misma capacidad de erosión, resistencia a la corrosión, buena conductividad de la electricidad, gran eficiencia energética, alta durabilidad, etc.
  5. Al utilizar este material apoyas indirectamente a iniciativas de construcción sostenible como es la agenda 2030 de Estrategias de Desarrollo Sostenible, propuesta por la Unión Europea con un gran peso político y económico en nuestro país, además de medioambiental.

En definitiva, apostar por este material es una apuesta segura, sensata y económica.

Nueva llamada a la acción

Sin embargo, apostar por la sostenibilidad en tu empresa de construcción puede resultar complicado si no conoces dónde buscar las alternativas a los materiales y formas de producción tradicionales.

Dentro de la industria del aluminio existen determinadas empresas de extrusión de aluminio que ya han implementado una metodología sostenible en su organización. Obtener las materias primas de un partner que comparte la filosofía de tu empresa, respeta las normativas y se compromete con la lucha medioambiental, puede ser una excelente forma de sumarte a esta tendencia.

Te aconsejamos que visites nuestro blog si estás interesado en ser un experto del mundo del aluminio y quieres estar al día en cuanto a la actualidad del sector. ¡No esperes más!

Escrito por:   IES

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

 

¿Necesitas ayuda personalizada?

icon-banner-ayuda-personalizada-llamar-hover icon-banner-ayuda-personalizada-llamar

Llámenos

 

icon-banner-ayuda-personalizada-reunion-consultor-hover icon-banner-ayuda-personalizada-reunion-consultor

Programe una reunión con un consultor

 

icon-banner-ayuda-personalizada-contactar-hover icon-banner-ayuda-personalizada-contactar

Escríbanos

 

© 2021 IES | All Rights Reserved